El Atlético exorciza a un rebelde Brujas

Freno a la bruja, Atlético no acepto su embrujo.

867
CHEMA G. FUENTE Periodista Madrid

Simeone había anticipado antes del partido que el Brujas no era un equipito. Cualquiera que hubiese visto el partido inaugural del grupo, ante el Dortmund, se dio cuenta de ello. El cuadro flamenco mereció de lejos ganar ese partido. Si no lo hizo fue por falta de puntería y por mala suerte, por un gol de rebote acabó perdiendo. Pero lo visto anticipaba lo que se iba a encontrar el Atlético en el Wanda Metropolitano. Un rival que sabe a qué juega, muy solidario en su trabajo colectivo, serio y sabedor de cómo sacar partido a sus armas, la envergadura de Wesley, la llegada de Banaken

El Atlético sacó adelante un partido complicado ante un rival muy valiente. Con más efectividad que fútbol pero con una cintura interesante para cambiar de dibujo sobre la marcha según se iban dando los acontecimientos. El Brujas no es la ‘Cenicienta’ que se esperaba y logró que por muchos tramos de partido, la enorme diferencia de presupuesto, calidad y peso futbolístico entre ambos equipos, se diluyese.

El Brujas no renunció a su sistema en el Metropolitano, un 3-5-2 que le ha llevado a la Champions y que tradicionalmente se le atragantaba al equipo rojiblanco. Y el Cholo adaptó el sistema para evitar sustos, con tres centrales -Giménez, Godín Lucas– y con Saúl Lemar en las bandas, por delante de ellos. Una novedad táctica que el Atlético había practicado estos últimos días en los entrenamientos. Thomas, que se marcó un partidazo con todas las letras (el ghanés pide más protagonismo a gritos), era en realidad el único pivote como tal.

Fuente: MUNDO DEPORTIVO

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.