La primera condición que pone el Madrid para la nueva cesión de Kubo

En el club siguen confiando en el nipón para el futuro, sin clausula de compra.

151

Kubo empezará su tercera temporada como madridista y al igual que las dos anteriores, todo apunta a que saldrá cedido para continuar el crecimiento que no tuvo este año.

A pesar de la mala experiencia con las cesiones la temporada pasada, en el Madrid siguen confiando en el potencial de Kubo. Están seguros de que si tiene continuidad, podría ser un gran jugador vistiendo la elástica madridista.

Por ello, aunque le buscan un equipo para que salga a préstamo, tienen claro cuál será la primera condición que pondrán, y es que no piensan incluir ninguna cláusula de compra. 

Quieren que el jugador japonés siga progresando, demostrando las buenas sensaciones que dejó en Mallorca en su primer año en España. Pero siguen confiando en él, por eso no se plantean venderlo.

Por el momento, el Betis ha sido el primer equipo en mostrar su interés en el futbolista japonés. Aunque también hay rumores de que el Granada estaría interesado en su cesión. Pero sea cual sea su destino, ya saben que cuando termine la temporada, el jugador regresará a Madrid.

Además los blancos necesitan liberarse de jugadores extracomunitarios, por lo menos durante la próxima temporada. Mientras se sigue tramitando la nacionalidad española de Vinicius, sigue ocupando una plaza de extracomunitario. Y las otras dos son para sus compatriotas Rodrygo y Militao. Por lo que Kubo necesita seguir haciendo tiempo, para convencer al Madrid de cara al año que viene.

Dos años de cesiones

Cuando el Madrid fichó a Kubo, lo hizo sabiendo que fichaba a un jugador con un potencial extraordinario que podría convertirse en un referente del equipo en el futuro. Pero para ello necesitaba crecer como jugador por lo que decidieron cederle en un club en primera división.

Su primer destino fue el Mallorca, un recién ascendido en el que podría tener protagonismo, intentado ser un hombre importante para lograr la salvación. Y aunque no lograron ese objetivo, el nipón brilló dando muestra de su calidad.

Por ello el año pasado se pensó en dar un paso más, buscándole como destino el Villarreal. Un equipo de la zona alta de la tabla, y clasificado para la Europa League. Y comenzó bien su andadura en Europa, logrando 1 gol y 3 asistencias en solo 5 partidos.

Pero su presencia en el equipo fue reduciéndose, motivo por el cual en el mercado invernal rompieron el acuerdo para mandarlo al Getafe. Sin embargo, vestido de azulón, tampoco ha gozado de muchas oportunidades a las órdenes de Bordalás. Por eso esperan que este año pueda lucirse en una nueva cesión, para que se gane un hueco en la plantilla madridista.

FUENTE: DEFENSA CENTRAL.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.